12.10.07

Los poetas, jóvenes°, son cosa del pasado, del pasado,
itera en lusobrasilero un soneto inédito de Glauco Mattoso
reiterando a Quino y a Hegel (por lo ciego) y, aún en el tránsito, en castellano
el ex poeta José Ángel Cuevas como, en la Docta, la ex poeta Susana Romano.

Los poetas, jóvenes, creen
escribir, mas son escritos, jóvenes, desde el más mortuorio pasado.
No es que se repitan; creen escribir
inéditas ficciones (no somos realistas, dicen), mas
conservan intacta la antiquísima
oposición (conjuntivitis) entre verdad y ficción, realidad y fábula

Los poetas, jóvenes, son cosa, de nuevo, del pasado: sujetos
sujetos al padre como están, aún en la madre, al falo. Y cuando lo encaran,
al falo, los poetas, jóvenes, sólo atinan a preguntar: “¿por qué –
por qué no me amas (subentiéndase: como yo te amo)?” El falo,
que en el fondo sin fondo de su entreabriente (encendida, por caso) espada,
desde siempre le habrá conferido un in/cierto cariño
al por qué (metafísico) de
[ los poetas, jóvenes,
con Mattoso y aun antes con dos Anjos mímalos, en portugués, al paso: eu

falo, eu falo d’Eu (Rio, 1912), só d’Eu. Eu – falo:
se algum dia o prazer vier procurar-me, dize a este monstro
que eu fugi de casa.



° Conferencia dada en el Ateneo de los Poetas Jóvenes de la ciudad de Santa Cruz, el 1º de octubre de 2007.

1 Comments:

Blogger toto scurraby said...

parece que llegue tarde aunque nunca lo es.saludos

10:23 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home