16.12.07

La vida según H. H.

(traslapes inéditos de [Alcoólicas] de Hilda Hilst)


I

Es cruda la vida. Gracia de tripa y metal.
En ella caigo: piedra mórula herida.
Es cruda y dura la vida. Como un pedazo de víbora.
Cómola en la lividez de la lengua
Teñida, lávote los antebrazos, Vida, lávome
En lo estrecho-poco
De mi cuerpo, lavo las vigas de los huesos, mi vida
Tu uña plúmbea, mi atuendo rosso.
Y deambulamos trágicas por la avenida
Coloradas, góticas, altas de cuerpo y de copas.
La vida es cruda. Hambrienta como el pico de los cuervos.
Y puede ser tan generosa y mítica: arroyo, lágrima
Ojo de agua, bebida. La vida es líquida.


II

También son crudas y duras las palabras y las caras
Antes de sentarnos a la mesa, tú y yo, Vida
Delante del fulgurante oro de la bebida. Al cabo
Van haciéndose remansos, lentes de agua, diamantes
Sobre los insultos del pasado y del ahora. Al cabo
Somos dos señoras muertas de la risa, rosadas
De una morera que entreví en tu hálito, amigo
Cuando me permitiste el paraíso. El naufragio de las horas
Va haciéndose tiempo de conquista. Languidez y sufrimiento
Van haciéndose olvido. Ya acostadas, la muerte
Es un rey que nos visita y nos cubre de mirra.
Susurras: ah, la vida es líquida.

1 Comments:

Blogger noche said...

muy bueno

7:51 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home